dueloreflexiones

¿Acabaremos los humanos como abono?

El pasado martes el estado de Washington se convirtió en el primero de Estados Unidos en autorizar el uso de “compost humano”, un revolucionario sistema que convierte los cuerpos humanos mediante un proceso en menos de un mes en tierra fértil.
La directora de la empresa Recompose, impulsora de esta sorprendente idea ha afirmado que si todos los residentes de Washington decidieran este sistema tras su fallecimiento, podrían evitar más de medio millón de toneladas métricas de CO2 (dióxido de carbono) en solo diez años o lo que es lo mismo la energía necesaria por 54.000 hogares al año.
 
Según fuentes de la empresa impulsora de esta iniciativa es la más ecológica y óptima hasta la fecha. El cuerpo se introduce sin embalsamar en una cámara de compostaje junto con otros materiales orgánicos, produciendo 0,76 metros cúbicos de tierra fértil.

La técnica desarrollada por esta empresa estadounidense se fijó en el sistema que llevan décadas utilizando los agricultores para deshacerse del ganado. Descubriendo que la utilización de astillas de madera, alfalfa y paja crean una mezcla de hidrógeno y carbono que acelera la descomposición natural del cuerpo.
Las primeras pruebas se realizaron en 2017 y constataron que en tal solo cuatro o siete semanas los cuerpos pasaban a ser suelo fértil.

Según los expertos esto supondrá un avance para el medio ambiente, ya que los cuerpos no ocuparían espacio y no se filtrarían sustancias químicas al suelo como ocurre en los entierros tradicionales o la liberación de CO2 al aire en los procesos de cremación.

Esta idea está enfocada principalmente en los núcleos urbanos de gran densidad de población, además de las ventajas naturales, el nuevo sistema se ha rebelado además más económico.
A partir del año que viene los residentes del estado de Washington podrán decidir entre el entierro tradicional en ataúd, la incineración o convertirse en tierra fértil.
 
¿Qué opináis, creéis que esa idea sería viable en nuestro país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *