dueloUncategorised

¿Qué hacer con las cenizas?

Cada día son más las personas que se deciden por la incineración como método de sepelio. Sin embargo una vez entregadas las cenizas a la familia, en ocasiones surge una duda ¿Qué hacer con las cenizas de nuestro ser querido?

Los profesionales recomiendan que este tipo de decisiones se tome con tiempo suficiente, porque de lo contrario nos vemos obligados a tomar de forma precipitada cualquier opción en medio de una situación dolorosa y podemos arrepentirnos más tarde. 

Como muchas decisiones en la vida, es necesario contemplar las alternativas más comunes y barajar cual nos puede parecer más interesante.

Aunque se haya procedido a una incineración, el enterrar las cenizas en un cementerio es la opción más tradicional y por la que se decanta la mayoría de nuestros conciudadanos; los trámites son los mismos que cuando se realiza el de un cuerpo, pero en este caso en su correspondiente urna cineraria.

Algunas personas desconocen que existen unos nichos específicos para urnas cinerarias, llamados columbarios;  se pueden encontrar en cementerios o incluso en otro lugares creados para ello, como jardines, en determinados paisajes montañosos o con vistas al mar para poder dar solución a las demandas más actuales. Por ejemplo en determinados estadios de fútbol, ¿Por qué no descansar junto a su equipo preferido?   

El deseo de ser esparcidas las cenizas en lugares que tuvieron un gran significado para el difunto conlleva dos puntos en contra, el primero es la legislación actual, prohíbe depositar las cenizas en determinados lugares como parques públicos, ríos o incluso el mar. El segundo y para mí más importante es la opinión de muchos psicólogos expertos en duelo, pues comentan que el no tener un lugar concreto donde depositar a nuestros difunto puede complicar mucho la respuesta al duelo. 

Las empresas funerarias con ánimo de dar soluciones más originales a la pregunta sobre qué hacer con las cenizas, han dado con sorprendentes soluciones, por ejemplo existe la posibilidad de crear un diamante con las cenizas de nuestro ser querido, o la creación con las propias cenizas de una pequeña obra de arte en forma de escultura o pintura. 

Lo más importante es que sea cual sea la decisión a tomar se realice de la forma más profesional y que nos facilite en todo momento el proceso del duelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *