dueloreflexiones

La principal reflexión sobre la muerte es: Vive la vida.

Cuando mueras, no te preocupes por tu cuerpo porque tus parientes, cuidarán de lo que sea necesario.

Ellos:
Te van a quitar la ropa
Te van a lavar
Te van a vestir
Te van a sacar de tu casa.
Te van a llevar a tu nueva dirección…

Muchos vendrán a “despedirse” de ti en el funeral.
Algunos cancelarán sus citas, hasta faltarán su trabajo
y compromisos a causa de tu entierro.
Aunque la mayoría de ellos nunca lo hicieron mientras estabas en vida.Tus pertenencias, hasta aquellas que no te gustaba ni prestar, serán quemadas, juzgadas sin la menor ceremonia. Algunas de un poco más de valor, alguien se quedará con ellas o tal vez las donarán.

Tus llaves
Tus libros
Tu música
Tus maletas
Tus zapatos
Tu ropa…

Si tu familia es inteligente y solidaria, los donará en caridad para que puedan conseguir otras personas algún beneficio.

Ten por seguro que:

El mundo no se detendrá para llorar por ti.

La economía continuará.
En tu trabajo, serás reemplazado, por otra persona con la misma capacidad o mejor, que asumirá tu lugar.
Tus “bienes” irán a tus herederos.

Considerando que seguirás siendo: citado, juzgado, cuestionado…Sobre todas las pequeñas y grandes acciones en vida.

Habrá 3 tipos de “luto” sobre ti:
Las personas que te conocían solo por el valor de la cara, dirán

Pobre hombre…

Tus amigos van a llorar por días o máximo horas pero luego regresarán a la risa.
Esos “amigos” que te fomentaban a los excesos serán los que van a olvidarse de ti más rápido.

Tus animales serán donados, se encariñarán al nuevo dueño, y a los pocos días tu recuerdo será borrado.

Tus fotos:”por algún tiempo” quedarán colgadas en una pared, o en algún mueble.
Pero pronto serán guardadas, olvidadas, en cajas o en el fondo de un cajón.
Tú sofá, mesa, o silla preferida, ciertamente serán donadas. O… tiradas al contenedor.

El dolor “profundo” en tu casa durará una semana, dos, un mes, dos…
Y después de eso tu familia te va a añadir a sus recuerdos.Y entonces, tu historia aquí, terminó… Terminó para este mundo… entre la gente.

Pero tu historia con tu nueva realidad, comienza.
Y esa realidad, es la vida (después de la muerte).
Y estas cosas se quedarán atrás:
Cuerpo
Belleza
Apariencia
Apellido
Comodidad
Crédito
Estado
Posición
Cuenta Bancaria
Casa
Coche
Profesión
Carrera
Títulos
Diplomas
Medallas
Trofeos
Amigos
Lugares
Cónyuge
Familia…
Y allí, del otro lado, ninguna de estas cosas te hará falta o tendrá valor alguno, de nada, te servirá.

Por esto cuida:
De tu espíritu.
Intenta vivir intensamente.
Sé Feliz.
Todo lo demás, aquí se quedará…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *